Si acabas de comprarte una freidora de aire, y en tu afán ansioso de aventurero comenzaste a cocinar con ella de inmediato, es posible que hayas notado un cierto olor a plástico en la cocina o en los alimentos que hayas preparado.

Este olor a plástico que en ocasiones emana de este tipo de electrodomésticos puede ser desagradable y preocupante para muchos usuarios.

Afortunadamente, existen métodos simples y efectivos para deshacerte de este olor y poder disfrutar tus platos favoritos sin ninguna molestia. En este artículo, te voy a mostrar por qué tu freidora de aire nueva puede oler a plástico y cómo solucionar este problema.

¿Por qué mi freidora de aire nueva huele a plástico?

Es común que una freidora de aire nueva desprenda un olor a plástico durante los primeros usos. Esto se debe principalmente a los materiales utilizados en su fabricación, pues en su gran mayoría son plásticos resistentes al calor, y a los componentes internos, como las resistencias de calentamiento o los revestimientos antiadherentes.

Durante la producción y el almacenamiento, estos materiales pueden liberar compuestos orgánicos volátiles que se acumulan en el interior de la freidora. Aunque este fenómeno es normal y temporal, te puede resultar inquietante, ya que el olor puede persistir incluso después de los primeros usos.

Además, los embalajes y las bolsas de plástico que se utilizan para proteger la freidora durante el transporte también pueden contribuir a la persistencia de este olor al no permitir una buena ventilación.

Cómo deshacerse del olor a plástico de una freidora de aire

Te presento una guía rápida con los pasos clave para eliminar este molesto olor:

  1. Lava la freidora de aire

    Antes de usarla por primera vez, es recomendable que laves el recipiente y la cesta de la freidora con agua caliente y jabón suave.

    Asegúrate de enjuagarlos completamente y dejar que se sequen por completo antes de utilizarla. Esto ayudará a eliminar cualquier residuo de plástico que pueda estar causando el olor.

  2. Ventila el área

    Al usar la freidora de aire, asegúrate de hacerlo en un área bien ventilada. Abre las ventanas o enciende un ventilador para ayudar a dispersar el olor a plástico y evitar que se acumule en el ambiente.

  3. Realiza ciclos de calentamiento en vacío

    Un método efectivo para eliminar el olor a plástico es realizar varios ciclos de calentamiento en vacío con intervalos de tiempo entre ellos para que se enfríen los materiales y permitir así que se liberen los vapores de los plásticos.

    Simplemente enciende la freidora a una temperatura alta durante unos 35-40 minutos, sin ningún alimento en su interior. Luego espera a que se enfríe bien la freidora durante unos 15-20 minutos y repites el proceso unas 3 ó 4 veces hasta que notes que el olor va desapareciendo.

  4. Usa bicarbonato de sodio

    El bicarbonato de sodio es conocido por su capacidad para absorber olores.

    Coloca una cucharada de bicarbonato de sodio en el recipiente de la freidora y déjalo actuar durante la noche. Al día siguiente, retira el bicarbonato y enjuaga bien la freidora antes de usarla. Esto ayudará a neutralizar cualquier olor a plástico restante.

  5. Vinagre blanco o zumo de lima

    El vinagre blanco y el zumo de lima son otros desodorizantes naturales que pueden ser útiles para eliminar el olor a plástico.

    Mezcla partes iguales de vinagre blanco o zumo de lima y agua caliente en el recipiente de la freidora y enciéndela a una temperatura alta durante unos 3-5 minutos. Luego, vacía la mezcla y enjuaga bien la freidora antes de utilizarla.

Conclusión

Eliminar el olor a plástico de una freidora de aire nueva no tiene por qué ser un problema.

Siguiendo estos simples pasos, podrás disfrutar de tus platos sin preocuparte por olores desagradables que se puedan quedar impregnados en tus alimentos al cocinarlos.

Recuerda que es importante lavar y ventilar adecuadamente la freidora antes de usarla por primera vez, además de utilizar bicarbonato de sodio, vinagre blanco o zumo de lima para neutralizar cualquier olor residual.

Si aún no tienes una freidora de aire, pero estás interesado en adquirir una, te invito a leer este artículo donde podrás encontrar la opción perfecta para ti.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 13 Promedio: 4.8)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!